"Hay dos tipos de mujeres: Las feas y las que se pintan". Oscar Wilde

" Porque hay días en que tu cuerpo te pide arrancarte las bragas, romperlas en mil pedazos y hacerlas volar como vulgar confeti..." Chatnoir

"Sin música estamos muertos" Mi vecino

21 jun. 2010

Vacaciones o suplicio?

A punto ya de empezar las esperadas vacaciones, me encuentro en un estado que roza el histerismo. Tengo los nervios a flor de piel y salto a la yugular por cualquier nimiedad. Ahora mismo me encuentro ante dos listas y estoy totalmente colapsada. Lo que antes era para mi un placer, se ha convertido de la noche a la mañana en un suplicio. Las dudas me asaltan por doquier y un miedo irracional me saluda a todas horas. Todo eso viene a que me voy a hacer una travesía muy dura. Me da un miedo terrible que no pueda aguantar, que me fallen las fuerzas. Llevo mucho tiempo poniéndome en forma, pero noto que no estoy preparada. Me gustaría poder decir que no voy, que no podré, pero se ha convertido en mi máximo objetivo para este año y ahora no puedo defraudarme ni a mi ni a los demás. Estoy totalmente bloqueada...

17 jun. 2010

Bloqueada...

Desde que me he despertado, me siento bloqueada. Mi mente piensa y mi cuerpo no responde. Tendría que hacer mil cosas, pero no puedo hacer ni una. Creo que el estrés que llevo acumulado, me está pasando factura... Apuntes que piden a gritos atención, telas en blanco aparcadas en el estudio, libros precintados que se acumulan alrededor de mi cama. Seguramente se debe a que dentro de una semana empiezo vacaciones o que mi cuerpo al fin se ha rebelado y me pide un merecido descanso; no sé... Ayer ya empezó a avisarme, pero hoy se ha plantado, cerrado en banda a las suplicas de mi mente. Creo que le haré caso. No pienso hacer nada! ( espero que sea pasajero....). De momento seguiré escuchando una de mis canciones preferidas, tumbada en la cama...




16 jun. 2010

Pequeñas locuras

Que bien sienta hacer pequeñas locuras a veces!. Hoy he hecho una y me siento genial. Esta mañana tenía que hacer un curso en Barcelona, así que he cogido mis bártulos y hacia la capital...Estaba delante de la puerta del hospital donde tenía que ir a hacer el curso y de golpe me han entrado unas ganas enormes de ver el mar. No me lo he pensado dos veces, me he girado y he buscado como una loca un taxi. Mientras me dirigía a la playa no podía dejar de sonreír, una sonrisa pícara, traviesa, infantil...No sé que habrá pensado de mi el taxista, pero nada bueno seguro!
Cuando he llegado a la playa me he dado cuenta de que mi indumentaria no era precisamente la que llevaría cualquier persona normal para pasear por la playa, pero no me importaba en absoluto!. Me he sentado un buen rato en la orilla, dejando que mi cuerpo se empapara de aire, arena y salitre. Me he sentido feliz, libre. En ningún momento he tenido remordimientos de conciencia por no ir al curso ( como ya lo había pagado, seguro que no me han echado en falta!) y lo de "desperdiciar" un par de horas de mi escaso tiempo en no hacer nada...Tampoco!
Como me gusta hacer lo que me da la gana a veces...